¿Debates y combates?

Por Orlando Pérez

DIARIO DE CAMPAÑA (8)

LO BUENO

Opinión.- Los “debates” (así entre comillas) entre 14 presidenciables permitió conocer su nivel académico, intelectual y político. Al ser un foro, dejó varias lecciones para Ecuador. La principal: casi todos los participantes solo buscan un exhibicionismo mediático, quizá para otros fines, pero no precisamente para imaginar un país desde la Presidencia. Ese foro fue una radiografía de la precariedad académica de la derecha ecuatoriana, en toda su extensión y dimensión.

LO MALO

El formato, la puesta en escena y realización general del “debate” fue una muestra de la poca calidad profesional de los organizadores. Sabrán hacer un periódico, pero producción televisiva no: presentadores sin entrenamiento frente a una cámara, pases sin ninguna planificación, transmisión deficiente en redes sociales, sin dejar de lado que la misma escenografía fue hecha para favorecer a un candidato (para no tenerlo de pie y revelar su verdadera condición física).

LO FEO

Hay candidatos que hacen su campaña y van a los “debates” para hablar del gobierno de hace casi cuatro años. Cuidan sus palabras para no mencionar al actual y a su presidente. Y por si fuera poco: como no estuvo el candidato que lidera las encuestas se quedaron con el “arsenal” de ataques personales. Están convencidos que lo que hacen en los medios, con periodistas “pautados” lo pueden hacer en foros y espacios institucionales de exposición política. ¡Cuán equivocados! Y por eso están donde están, según las encuestas.

Fuente: Ruta Krítica