Crece solidaridad internacional con Cuba ante política de EE. UU.

La Habana, 13 ene (Prensa Latina) Activistas, políticos, instituciones y personalidades del mundo continúan hoy denunciando que la inclusión de Cuba en la lista estadounidense de países patrocinadores del terrorismo obedece a la intención de imponer mayores restricciones a la isla.

Como parte del rechazo de la comunidad internacional a esta decisión del Departamento de Estado de Estados Unidos, especialistas reconocen que la acción busca también imponer un nuevo obstáculo para el avance de las relaciones bilaterales bajo el mandato de Joe Biden.

Así lo manifestó en declaraciones a Prensa Latina el politólogo cubano Jorge Hernández, quien además subrayó lo injusto e inverosímil de esa decisión por el prestigio mundial de Cuba en el combate al terrorismo.

‘La mayor de las Antillas ha sido víctima de las prácticas terroristas engendradas por Estados Unidos y ejecutadas por sus marionetas y mercenarios’, enfatizó.

Desde China, la cancillería afirmó que Estados Unidos deterioró aún más su credibilidad al reinsertar a Cuba en un listado unilateral como ese sin mostrar evidencias.

El ministerio de Relaciones Exteriores de Siria también condenó esta acción de la administración norteamericana.

Por otro lado, el Partido Comunista Sudafricano señaló su rechazo ‘en los términos más enérgicos posibles’ y afirmó que se trata de una cortina de humo para el endurecimiento del bloqueo de Washington contra La Habana, una reiterada violación del derecho internacional.

Por su parte, el Partido Obrero Húngaro manifestó su solidaridad y calificó de desesperado, injustificado e injusto el anuncio realizado el lunes por el secretario norteamericano de Estado, Mike Pompeo.

El diario The New York Times, por su parte, publicó que ‘la decisión de devolver a Cuba a la lista de Estados acusados de patrocinar el terrorismo -una designación que se aplicó durante más de tres décadas hasta que el presidente Obama la levantó en 2015- puso fin a un esfuerzo implacable de la administración Trump para imponer restricciones económicas y diplomáticas a la isla’.

El movimiento de solidaridad con Cuba en España también rechazó esta medida y señaló ‘los múltiples intentos de injerencia política y las calumnias mediáticas permanentes contra la isla caribeña, en lo que puede denominarse como terrorismo económico, político y mediático’.

En París, la dirigente del Partido Comunista de Francia Lydia Samarbakhsh comentó a Prensa Latina que esta decisión es tan ilegal como el intento de tomar el Capitolio por las hordas fascistas lanzadas por Donald Trump el 6 de enero.

Movimientos de solidaridad de ese país europeo y de Costa Rica también manifestaron hoy su apoyo a la isla.

Desde esta capital y a través de su cuenta en Twitter, el canciller Bruno Rodríguez agradeció las numerosos muestras de solidaridad internacional frente a la política hostil de Estados Unidos.

agp/idm