Coroneles y Generales de las FFAA determinarán uso de armas de fuego para contrarrestar manifestaciones

Foto: Referencia Teleamazonas

La tropa no está sola, los grados jerárquicos están establecidos (…) y en el quinto nivel cuando se define el uso de armas de fuego la decisión la tomará un Coronel o General, agregó.

El ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín, rechazó la intención de organizaciones sociales de presentar denuncias a organismos internacionales sobre el decreto ministerial que permite el uso progresivo de la fuerza en cinco niveles por parte de las Fuerzas Armadas, siendo el último nivel el uso de armas letales.

El funcionario indicó que la normativa está amparada en los principios básicos que establecen las Naciones Unidas en 1986 y 2013 para los funcionarios que aplican las armas de dotación militar con el propósito de preservar la libertad, derechos y la vida de la ciudadanía.

“Los condicionamientos básicos para usar armas letales según la ONU es que sean armas de dotación, que tengan facultad de usarlas, las circunstancias, que se sigan las normas básicas y presentar un informe para demostrar que se ha cumplido con todos los principios”.

Para ello dijo, serán los Coroneles y Generales, quienes se responsabilicen de dar la orden para usar armas letales en una protesta: “La tropa no está sola, los grados jerárquicos están establecidos, cuando se define el uso del arma de fuego será en quinto nivel, cuando haya estado de excepción cuando se ordene apoyar a la policía”.

El funcionario reconoció que la protesta social está amparada por la Constitución como un elemento de resistencia y ejemplificó con las manifestaciones que se produjeron en días pasados por trabajadores de TAME, hecho que consideró de primer nivel: “Es un plantón con carteles, entrevistas a la prensa, está bien que lo hagan tienen derecho y ahí simplemente hay la presencia policial”.

Sin embargo advirtió que cuando esa forma de manifestarse cambia de actitud hacia la violencia, las autoridades no pueden ver aquello como un derecho a la resistencia sino que comienza a escalarse.

 “El acuerdo ministerial recoge lo que dice ONU, el Convenio de Ginebra, la Cruz Roja Internacional y establece cinco niveles para que se pueda usar. Pero las FFAA no salen al quinto nivel a actuar, el quinto nivel está en correspondencia de los manifestantes”.

Aunque indicó que efectivamente el personal militar está entrenado para luchar en guerras externas donde se identifica a un enemigo y no en territorio nacional, aseguró que se entrenará a los uniformados para reforzar a la Policía en el orden interno y evitar que se derroque la democracia conforme ocurrió en octubre.

“Cuando se dice que el militar no está preparado porque combate una amenaza externa, tiene toda la razón por eso en primer lugar reciben instrucción de carácter policial y reciben armas no letales (…) Y así evitar que se derroque a la democracia y conforme ocurrió en octubre muy poca gente reconoce el valor de las FFAA para preservar el Estado democrático”.

Reiteró que las FFAA tienen que asumir el entrenamiento, doctrina y empleo, similares a la policía.

Fuente: Teleamazonas