Contraloría se activó en mi contra con el único afán de perjudicar a Andrés Araúz: responde rector de UTM

Foto: Vicente Véliz, rector Universidad Técnica de Manabí

“Mi único delito es que mi hija esté casada con el candidato de mayores opciones a la Presidencia, Andrés Arauz”, respondió Veliz, en un video publicado en sus redes sociales.

Punto Noticias. Tras recibir la notificación con la destitución de su cargo, Vicente Véliz, rector de la Universidad Técnica de Manabí, aseguró que la Contraloría activo procesos en su contra por una persecución política y para  desprestigar al candidato presidencial por el correísmo, Andrés Arauz.

 

“Mi único delito es que mi hija esté casada con el candidato de mayores opciones a la Presidencia, Andrés Arauz”, respondió Veliz, en un video publicado en sus redes sociales.

A su criterio, el brazo perseguidor del Gobierno es la Contraloría General del Estado, “quien se activó en mi contra con el afán de perjudicar a Arauz”.

Veliz mencionó que pretender destituirlo del cargo con dos procesos administrativos, a su criterio, espurios y que violaría la propia Ley de la Contraloría, que destaca que cualquier informe será tramitado en el plazo improrrogable de 180 días. En el primer caso, dijo, fue reactivado luego de 215 días laborales y el otro luego de 356 días.

Insistió que esta acción administrativa es ilegal, arbitraria y con tintes de persecución política. Además, aseguró que apelará esta decisión ante el Tribunal Contencioso Administrativo.

Veliz fue notificado oficialmente con la destitución de su cargo. La sanción es parte de las conclusiones del informe aprobado el 28 de marzo de 2019, por el ente de control, en el que se examinaron los procesos de contratación de obras bajo procedimientos de régimen común y de emergencia.

Los auditores de la Contraloría señalaron que el rector habría adjudicado seis contratos por emergencia para la construcción y reconstrucción de edificios, a través de notificación directa. Esto se habría dado, según el informe, “sin verificar que los contratistas cumplieran con los requisitos mínimos para ejecutar los trabajos”.