Consejeros Pita y Verdesoto reprochan que no se respete el acuerdo de reparto en la coordinación de Delegaciones Provinciales

Foto: CNE

Diana Atamaint aclaró que nadie tiene un título de propiedad sobre un territorio o una administración ya que todos los consejeros tienen la responsabilidad de acompañar a cada una de las provincias.

Una vez más las autoridades del Consejo Nacional Electoral (CNE) vuelven a tener un impase luego de que la noche del viernes 23 de octubre se decidió por mayoría del Pleno del organismo que el presidente de la Delegación Electoral del Azuay, Jorge Harris Aguas, sea reemplazado por Gonzalo Valencia Arévalo.

El problema surgió porque en el organismo electoral habría existido un acuerdo para definir a los delegados de cada consejería en las provincias y Luis Verdesoto mantenía la coordinación en Azuay.

«Me parece desatinado que llegue un currículum de forma sorpresiva. No tengo un antecedente que hable de una mala conducción de la delegación. Estoy contrariado, porque se rompe un consenso básico de los consejeros en aquellas delegaciones, y se rompe cualquier principio de colaboración y coordinación que hay en el CNE. Esto garantiza el altísimo nivel de ingobernabilidad de esta institución», cuestionó Verdesoto.

Frente a ello Enrique Pita resaltó que le pasó lo mismo cuando la mayoría decidió reemplazar al director de Los Ríos (en las elecciones seccionales del 2019): “Me arrancharon la administración de la provincia. Más allá de una actitud torpe del exdirector».

A criterio del Vicepresidente del CNE este tipo de cambios se dan porque priman las conversaciones y reparto: “. Les digo a ustedes, porque están de acuerdo… porque esto no es que llegó aquí y recién vamos a votar. No es la forma, no es la forma, están equivocados».

«Ustedes deben actuar en función no de resentimientos y antipatías, sino de valores y principios. Qué pena, están equivocados», indicó Pita, a la vez que le expresó a Atamaint que ella debería ser «la líder», la que «los guíe por el camino correcto, el trabajo en equipo». «Siento vergüenza ajena, no por mí, sino porque creo que esta institución no responde a los principios que juramos respetar», añadió.

Por su parte Atamaint aclaró que nadie tiene un título de propiedad sobre un territorio o una administración ya que todos los consejeros tienen la responsabilidad de acompañar a cada una de las provincias: “En ninguna provincia se han cerrado las puertas. Otra cosa es quedarse en la comodidad de la casa y no recorrer el país”.

Sin embargo y pese a toda la discusión que se armó alrededor del tema, Valencia Arévalo envió una carta rechazando el cargo por compromisos laborales asumidos con anterioridad. Habrá que esperar entonces si se ratifica a Harris Aguas o se nombra a otro delegado.

 

 

Fuente: El Universo/ Redes Sociales