CONAIE reconoce triunfo del MAS en Bolivia

Sostiene que este logro permitirá consolidar el Estado Plurinacional en la nación hermana.

Punto Noticias. La Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE) considera a la victoria del Movimiento al Socialismo (MAS) como un triunfo contundente del pueblo boliviano, en las elecciones generales realizadas este domingo 18 de octubre.

El comunicado de la CONAIE destaca que el pueblo de Bolivia ha decidido el inicio de una nueva etapa, tras un año de estar gobernado por las élites económicas y la derecha boliviana, que se enquistó en el poder después de montar un supuesto fraude electoral y consiguiente golpe de Estado, auspiciado por Washington y la OEA y dirigida por las políticas intervencionistas del FMI.

La organización indígena exhorta a las instituciones del hermano país a respetar la decisión popular, con transparencia y agilidad en la proclamación de resultados oficiales.

La CONAIE sostiene que los resultados de las elecciones permitirán que el Estado Plurinacional de Bolivia se consolide, bajo los procesos de lucha de los sectores social, indígenas, campesinos, obreros, trabajadores mineros, urbanos, quienes mediante los históricos levantamientos lograron declararse Estado Plurinacional, posibilitando muchas reivindicaciones en el campo, en lo social, lo político y cultural.

“Es tarea de todas las organizaciones que han marcado este rumbo, y del pueblo en general, mantener la unidad y consecuencia en este proceso político por la consecución de reivindicaciones sociales, justicia social y profundización del poder popular; así, mantener una crítica permanente en torno al modelo político denominado «Socialismo del siglo XXI», que se ha implementado en Latinoamérica, absorbiendo y en muchos casos desmovilizando las luchas históricas de los pueblos, pero sin lograr las reales transformaciones estructurales en la sociedades, los procesos históricos la construyen los pueblos”, señala el comunicado.

La CONAIE sostiene que, la voluntad popular expresada en las urnas, pone en evidencia cómo por un año gobernó una dictadura violenta y represora, al mando de Jeanine Áñez y avalada vergonzosamente por la OEA, al frente de Luis Almagro, que produjo decenas de muertos, ataques fascistas contra la población indígena, persecución de líderes sociales, manejo de la justicia con fines de persecución política.

“A todo esto, el pueblo boliviano pone un alto y se dispone a profundizar su revolución desde las bases. Es por ello que hacemos un llamado a nuestras hermanas y hermanos de Bolivia, para que se consolide una verdadera unidad latinoamericana, que encamine la realización de proyectos políticos comunes en beneficio de nuestros pueblos, que profundice los cambios reales, por el respeto a la vida, los derechos humanos, la libre determinación y autonomía de los Estados y de los Pueblos Indígenas”, reza el boletín.