Con ritual sonoro familiares buscan que no se olvide a las víctimas de femicidio en Ecuador

Familiares de víctimas de femicidio en Ecuador realizaron un ritual en Quito con el fin de que la sociedad no sea indiferente ante la violencia machista y que el Estado ecuatoriano asuma la responsabilidad ante este tipo de crímenes.

 

Punto Noticias: La tarde del sábado 21 de noviembre de 2020 en el parque de El Ejido, en el centro-norte de Quito, bajo el lema «Sonidos de la memoria» decenas de personas entre familiares y amigos de víctimas de femicidio, sobrevivientes de violencia y ciudadanía conmemoraron, recordaron y evocaron la memoria de cientos de mujeres que han muerto por causa de la violencia machista.

El acto tuvo como objetivo la búsqueda de justicia por todas las mujeres que han sido asesinadas en un contexto de violencia machista. La acción sonora, según las asistentes, se replicará cada mes «hasta recibir respuestas efectivas por parte del Estado y la sociedad».

Según una investigación de la organización Alianza Mapeo, 825 personas han sido asesinadas desde 2014 hasta el 2020 por el sólo hecho de ser mujeres, y en lo que va de año la cifra de víctimas de este tipo de crímenes asciende a 101, según el colectivo.

Sólo en lo que va de noviembre, 13 mujeres han sido asesinadas «y los números continúan incrementándose ante la mirada pasiva del Estado y la sociedad», precisaron las organizadoras del ritual.

Ruth Montenegro, madre de Valentina una de las víctimas de femicidio, recordó que su hija, fue asesinada en 2016, y hasta ahora el proceso no pasa la fase de investigación, la madre remarcó que este tipo de crímenes no han parado y que por ello es necesario sacudir la conciencia ciudadana.

Resaltó además que «Sonidos de la memoria» se ha organizado para «alzar la voz por ellas» y se ha convertido en un «grito por justicia, por dignidad y por no más impunidad» frente a los femicidios en el país.

Montenegro añadió que el ritual sonoro también pretende constituirse en un espacio de «memoria» y de «resistencia» para «crear conciencia» colectiva sobre este fenómeno.

Slendy Cifuentes, hermana de otra de las víctimas ecuatorianas de femicidio, Johanna, señaló que con el ritual sonoro «vamos a nombrar a cada una» de las 101 víctimas de femicidio que se han registrado en lo que va del año, un periodo que ha sido duro para muchas mujeres que han tenido que vivir confinadas por la pandemia bajo el mismo techo con sus agresores, añadió la activista.

Además, apuntó al Estado como parte del problema estructural del fenómeno del femicidio y dijo que, por ejemplo, «sólo el 1% de las denuncias termina con una sentencia en firme».

«Por eso es lo que se exige justicia para todas», y que el Estado asegure un marco de «justicia, verdad y reparación» para las víctimas de la violencia machista.

El plantón se da en el contexto de las diferentes actividades planteadas por el día internacional contra la violencia de género, a conmemorarse el próximo 25 de noviembre. (C.D.A.)