Comunidades de la cuenca del río Dulcepamba exigen al Ministerio de Ambiente que cumpla con sus obligaciones

Demandan que inspeccione los incumplimientos de la empresa que construye la hidroeléctrica, que perjudican a los comuneros.

Punto Noticias. Una delegación de las comunidades de la cuenca del río Dulcepamba, cantón Chillanes, provincia de Bolívar, realizó un plantón en los exteriores del Ministerio del Ambiente y Agua, en Quito, para exigir se respeten sus derechos y esta cartera de Estado cumpla sus propias resoluciones.

Ambiente se comprometió a vigilar y controlar que la compañía Hidrotambo S.A., responsable del proyecto Hidroeléctrica San José de Tambo, cumpla con las condiciones establecidas en la autorización para el uso y aprovechamiento del agua y caudal ecológico del río Dulcepamba, que no han sido cumplidas, denunció Janeth Guapulema, vocal de la directiva de la comunidad San Pablo de Amalí.

Cuenta que su lucha viene desde hace 18 años en contra de la empresa, que construye la hidroeléctrica de manera antitécnica, incluso ha desviado el curso del río, que provocó muertos, destrucción de casas, por las inundaciones.

Guapulema señala que una de las responsabilidades de la compañía era construir un muro de contención, pero no lo hizo, lo que provoca que, año a año, en los inviernos, cuando crece el río, inunde las comunidades y se lleve animales y cultivos.

En cambio, en el verano no permite el paso del agua a las comunidades y dispone de todo el caudal, secando el río, por lo que no hay agua para riego, uso de los animales y consumo humano, protestó.

Demandó que el Ministerio del Ambiente realice una inspección, con el fin de que constate que Hidrotambo no cumple con sus obligaciones y las resoluciones adoptadas por las autoridades.

Son 140 comunidades las perjudicadas por las acciones desarrolladas por la empresa, señala Janeth, quien advirtió que continuarán con sus protestas mientras no se solucionen los problemas que provoca la construcción de la hidroeléctrica San José de Tambo.