Comercios en Panecillo piden al Municipio de Quito que no cierre sus negocios por fin de año

En este lugar se encuentran 42 locales entre gastronomía y artesanía.

Punto Noticias.- En uno de los principales sitios turísticos de Quito, el Panecillo, donde se encuentra la Virgen de Legarda o la Virgen  de Quito, donde cientos de turistas visitan cada mes. En este año los comerciantes se ven afectados en sus ventas debido a la pandemia, han decaído sus negocios por los pocos turistas que acuden y piden al Municipio capitalino que no les cierren en las festividades de fin de año.

 

Pichincha en tu Barrio, estuvo en el Panecillo, un atractivo lugar turístico tanto para los connacionales como para los extranjeros. Pero lamentablemente la pandemia ha afectado el normal desenvolvimiento de los comercios en su reactivación económica.

Según el presidente de la Asociación de Comerciantes “Shungoloma”, Danny Guanoquiza, señala que empezaron a reactivarse en sus negocios desde el mes de junio pasado. Han cumplido todos los protocolos que plantearon al Municipio de Quito, implementaron una señalética para mantener el distanciamiento social, según lo ordena el COE nacional.

“Ha sido duro volver a retomar las actividades aquí en el Panecillo”, recuperar la clientela que tenían antes de la pandemia les fue difícil pero están avanzando, señala Guanoquiza.

Esperan que no se pare esta reactivación de los negocios, los turistas son bien atendidos, recalca. En este lugar se encuentran 42 locales entre gastronomía y artesanía.

La superación económica fortalece a sus familias que han sido afectadas por la crisis sanitaria y también a sus colaboradores que dependen de la venta gastronómica y de artesanías.

Para los días de diciembre en las fiestas de Quito, navidad y fin de año esperan que no les cierren los negocios, ya que tienen deudas hasta con el mismo Municipio en los cánones de arrendamiento que están atrasados y no han sido revisados, esperan que con las ventas quizás puedan ponerse al día en las deudas.

“Las autoridades que tomen en cuenta que no podemos cerrar y que si lo hacen irían a la quiebra”, añade.

Mélida Tito es una representante de los comerciantes, indica que se dedican a la gastronomía y las artesanías, pero que poco a poco están saliendo adelante, les preocupa que a fin de año les cierren sus medios de trabajo. “Queremos seguir trabajando para pagar tantas deudas que hemos tenido durante la pandemia”, señala.

Denuncia que según las declaraciones del señor alcalde Jorge Yunda, ha dicho que están armando el nacimiento en el Panecillo para que desde sus casas observen. Pero yendo más allá de este comentario de doña Mélida, indica que el año anterior ya habían sido impedidos los turistas tanto nacionales como extranjeros, que suban hasta la cima y de esta manera no tenían clientes en sus negocios de comida o artesanías.

Don Luis Alfredo Males pide al municipio que les ayude con publicidad para la venta de sus productos artesanales.

“Esperamos que no nos cierren los locales en las fiestas de fin de año, que nos permitan trabajar”, dice Guanoquiza. Hay la seguridad de la policía nacional que vigila el lugar en beneficio del turismo, pero lamentablemente no tienen la vigilancia de la Policía Metropolitana quienes deben regular la venta informal.

GRG//