CNE si puede ahorrar recursos para el próximo proceso electoral, asegura expresidente del TSE

Foto: El Telégrafo

Sin embargo el CNE debería promover una reunión para que el Presidente de la República determine que se apoye al proceso sin interferirlo, agregó.

Carlos Aguinaga, expresidente del Tribunal Supremo Electoral, señaló que sí es posible ahorrar recursos en los próximos comicios que se llevarán a cabo en el 2021, por ejemplo dejando de pagar los USD20 a los miembros de las Juntas Receptoras del Voto y además solicitando ayuda a otras Instituciones del Estado con el fin de promover medidas de bioseguridad.

Indicó que en lugar de un reconocimiento económico a los integrantes de las Juntas se puede generar incentivos a los trabajadores con un día libre y a los estudiantes con un punto en la materia en la que estén débiles: “Así se evita la logística de pago y sí se puede hacer”.

Incluso recordó que cuando fue autoridad electoral, colocó teléfonos fijos en las Unidades Educativas y con eso se hacía la transmisión rápida de resultados, para lo cual se solicitó el apoyo a la empresa pública de telecomunicaciones.

“Además la capacitación se puede hacer a través de los Institutos Tecnológicos, Universidades o Secap. Ya depende de la creatividad”.

Aguinaga mencionó,  que en su época se generaron ingresos por USD250 mil porque se cobraba al ciudadano que consultaba su recinto y número de mesa a través de un número telefónico: “El problema son los escándalos que se forman por estas iniciativas y trasgreden los valores y sentidos de las cosas”.

Sin embargo puntualizó que la queja del Ministerio de Finanzas es que el CNE le haya enviado el presupuesto de forma tardía lo que ha provocado una reprogramación, por lo que instó a las autoridades del organismo electoral a solicitar una reunión con el presidente de la República, Lenín Moreno, para que ahí se determine el apoyo al proceso sin interferirlo.

“Si no hay el desembolso de los dineros cómo se organiza el proceso, no creo que eso llegue a ocurrir porque es imposible, las elecciones tienen que darse el 7 de febrero y el Gobierno tiene que ver los mecanismos de financiación”.

En ese contexto manifestó que el rubro que más incide en el presupuesto electoral es el de la promoción que debe dar el Estado para las campañas políticas y que alcanza los USD42 millones.