Carlos Mesa reconoce derrota y acepta triunfo de Luis Arce en comicios de Bolivia

Foto Reuters

Se declaró en espera de los resultados oficiales, el candidato Mesa anunció que su organización sería la “cabeza de la oposición” al Gobierno de Arce.

Punto Noticias.- En Bolivia el candidato presidencial de Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, reconoció los resultados a boca de urna que señalan como ganador al postulante del Movimiento al Socialismo (MAS), Luis Arce, en el sufragio de este domingo 18 de octubre, con 52,4 % de los votos.

 

“El resultado de ese conteo rápido es contundente y claro. Nos toca, como corresponde, reconocer el resultado. Hubo un triunfador en esta elección. Es un resultado que aceptamos y consideramos que no va a modificarse cuando conozcamos los oficiales», dijo Mesa en rueda de prensa.

Tan positivo estaba el hombre que acotó que los votantes incluso definieron el futuro de su organización: “A Comunidad Ciudadana le ha dado un mandato muy claro, ser la cabeza de la oposición democrática del periodo 2020-2025. Vamos a asumir esa responsabilidad con claridad, con consciencia y responsabilidad, somos la cabeza de la oposición y actuaremos como tal”.

El sondeo realizado a boca de urna dio como ganador a Arce, quien hizo fórmula con David Choquehuanca, fue realizado por la empresa Ciesmori y difundido en la señal televisiva Unitel. Ganar en primera vuelta, significaba que el aspirante a la Presidencia debe obtener el 50 % más uno de los sufragios o el 40 %, con una diferencia mínima de 10 puntos sobre el segundo lugar.

También, el binomio del MAS ha recibido felicitaciones de la presidenta de facto de Bolivia, Jeanine Áñez, y el secretario general de la OEA, Luis Almagro.

Mesa aseguró que está atento a los resultados de la elección de los senadores y diputados de la Asamblea Legislativa Plurinacional, por los que votaron este domingo, allí se conocerá cuanta representación logrará la coalición que los representa.

Hace un año atrás Mesa fue candidato en los comicios de 2019, donde fue reelecto el entonces presidente Evo Morales; pero, a diferencia de esta vez, en aquella oportunidad no reconoció el triunfo del exmandatario, señalando que se trataba de “un fraude escandaloso”.

Los opositores desconocieron los resultados electorales lo cual desató una ola de violencia en el país sudamericano, derivando en un golpe de Estado contra Morales, la instalación de un gobierno de facto que aún subsiste y el llamado a nuevas elecciones.

Fuente: RT