BID posterga la elección de vicepresidentes prevista para esta semana

Foto: BID/SELA

El exministro Richard Martínez aspira ocupar una de las vicepresidencias, pese a la prohibición constitucional.

Punto Noticias. Estaba previsto que este 15 de octubre de 2020 se dé el nombramiento de vicepresidentes del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). En un comunicado, el organismo anunció su postergación.

 

El exministro de Finanzas, Richard Martínez, era uno de los aspirantes para ocupar una de esas vicepresidencias, tras su renuncia en Ecuador.

De acuerdo a un comunicado de prensa, el aplazamiento es para “considerar en su totalidad el equipo ejecutivo previsto para el Banco”.

La postergación de las designaciones de vicepresidentes de Países y de Sectores y Conocimiento surge tras la polémica que se generó en el país por la posible designación de Martínez en este organismo.

El día que presentó su renuncia, el exministro anunció que aspira llegar a la vicepresidencia de Países del multilateral, por pedido de su presidente, Mauricio Claver-Carone. Pero existe una prohibición constitucional que varios académicos, juristas y políticos alertaron en estos días.

Se trata del artículo 153 de la Constitución de Ecuador, que establece que las personas que hayan ejercido la titularidad de los ministerios de Estado, durante los siguientes dos años de salir de sus cargos, no podrán formar parte del directorio o del equipo de dirección, o ser representantes legales o ejercer la procuración de personas jurídicas privadas, nacionales o extranjeras, que celebren contrato con el Estado, ni ser funcionarias o funcionarios de instituciones financieras internacionales acreedoras del país.

En abril, el BID desembolsó cerca de $25 millones como parte de una línea de crédito de $700 millones, destinada a reforzar los servicios del sistema de salud durante la emergencia sanitaria.

Además, en contra de Martínez hay cinco juicios políticos por diversas causas que deben ser tramitadas en la Asamblea Nacional. Analistas económicos aseguran que al BID no le favorecería que uno de sus vicepresidentes sea censurado en su país en un proceso de fiscalización de su gestión.

Fuente: El Universo