Atentado contra sede política en Afganistán dejó 20 muertos

Además, se reportaron alrededor de 50 personas heridas

Veinte personas murieron luego de un ataque este domingo en la capital afgana contra la sede del movimiento político Green Trend, mientras otras 50 resultaron heridas, informó hoy el ministerio del Interior.

Según el portavoz de la institución, Nusrat Rahimi, entre las víctimas mortales hay 16 civiles y Amrullah Saleh, aspirante a la vicepresidencia de Afganistán, salió ileso del ataque ocurrido justo cuando se iniciaba este domingo la campaña electoral de cara a los comicios del próximo 28 de septiembre.

Saleh, conocido por sus posiciones muy hostiles contra los talibanes, aparece en la lista del mandatario Ashraf Ghani, que aspira a la reelección este año.

Tanto el Gobierno de Afganistán, como los de las India y Pakistán, así como la ONU, condenaron los hechos violentos que aún no han sido reivindicados por ningún movimiento insurgente.

La campaña electoral de 60 días en Afganistán se desarrolla en medio de los riesgos de seguridad y el temor al fraude en las urnas.

Mientras tanto, los candidatos rivales, incluido el presidente ejecutivo Abdullah Abdullah y el exjefe de inteligencia Rahmatullah Nabil, han acusado al actual jefe de Estado de utilizar las instalaciones del gobierno para actos de campaña.

Las elecciones presidenciales en Afganistán, previstas en un principio para el 26 de diciembre de 2018, fueron aplazadas en dos ocasiones, primero al 20 de julio y luego al 28 de septiembre próximo.

Afganistán vive una situación de inestabilidad política, social y de seguridad acentuada desde 2001, cuando Estados Unidos y sus aliados de la OTAN emprendieron una supuesta cruzada contra el terrorismo.

Hasta el momento, los talibanes, uno de los principales grupos insurgentes, condicionan el proceso de paz a la retirada de las tropas extranjeras e insisten en acordar el calendario de su repliegue directamente con Washington, no con el Gobierno en Kabul al que consideran ‘títere’.