Asambleístas se asilaron en México sin que exista un proceso judicial en su contra, dice Fabricio Villamar

Foto: Radio Pichincha Universal (AC)

Fue incompresible que se apele a esa figura agregó el legislador al mencionar que a su criterio no existe persecución política.

A criterio del asambleísta Fabricio Villamar, es incomprensible la solicitud de asilo político de los legisladores Gabriela Rivadeneira, Carlos Viteri y Soledad Buendía en México, pues no existe un proceso judicial en su contra: “Y no habido persecución de lo que se ha podido constatar”.

En ese contexto indicó que al ser legisladores gozan de inmunidad parlamentaria a menos que hayan cometido delitos comunes, de ahí que indicó que su salida de Ecuador fue voluntaria por lo que sus suplentes deben pricipalizarse luego estar votando y participando de los debates alrededor de tres meses.

Aunque reconoció que no existe una figura de encargo permanente, ni tampoco de abandono del cargo, señaló que se busca un pronunciamiento del Pleno que ponga en orden dicho vacío legal.

“Nos hemos acostumbrado a pensar que la ley es absolutamente reglamentaria, pero lo que dice es que el CAL es el órgano que tiene que velar por el correcto funcionamiento de la Asamblea y si hay legisladores que decidieron vivir en otro país, le coloca a la Asamblea en una situación que no fue prevista (…) La otra alternativa es que no se haga nada y que las personas que fueron acogidas por la aplicación del asilo continúen con el cargo una vez que están en México y que tampoco tiene sentido”.

Además, explicó que la Ley de la Función Legislativa no dice que los suplentes actuarán mientras se superen cuestiones políticas: “Lo que está pasando es que disfrutan de una proporción del sueldo a pesar de que voluntariamente no volverán a la República”.

En ese contexto apuntó que el asilo significa que no pueden intervenir en asuntos políticos del país del cual salieron: “La naturaleza del ejercicio de asambleísta es estar en actividad política permanente por lo tanto bien se podría pedir que se retire el asilo”.