Asambleísta Gómez: “hay pura impunidad de quien pertenece al oficialismo”

Refiriéndose a los juicios políticos encausados en la legislatura contra la Ministra de Gobierno.

Punto Noticias.- Hay impunidad, compra de votos a cambio de cargos públicos reconocido por la ministra de Gobierno, señala el legislador Roberto Gómez, quien da a conocer su indignación porque no se da paso a los juicios políticos en contra de esa secretaria de Estado.

 

En diálogo directo en Pichincha Universal con el asambleísta Roberto Gómez, para analizar el proceso de juicio político a la Ministra de Gobierno, María Paula Romo, y las razones para que la encausada en la Asamblea Nacional, no haya sido procesada.

El asambleísta Gómez considera que hay “pura impunidad de quien pertenece al oficialismo, siendo presidente de la Asamblea Nacional (Cesar Litardo)”, por eso la ciudadanía siente desprecio a esa institución o con la Fiscalia General del Estado debido a que “no hace el trabajo que tiene que hacer”, cada uno en sus ámbitos de acuerdo a lo que manda la ley, advierte.

El Legislador asume que “la ministra de Gobierno y el Presidente no dicen la verdad cuando no explican que tuvieron que llegaron a repartir cosas a cambio de tener votos en la Asamblea Nacional”, para obtener la mayoría y conseguir “la presidencia, para pasar ciertas leyes o dejar en la impunidad a la Ministra de Gobierno o el juicio a Richard Martínez”

Explica que en estos acuerdos algunos parlamentarios actuaron de buena fe, “pero otras personas lo que hicieron es hacer su agosto, el problema es que a cambio de un voto, tú obtienes algo”, recalca.

“La misma ministra de Gobierno dijo que ella ha hablado con asambleístas, que ha recibido nombres de asambleístas que recomendaban nombres para ciertos cargos públicos, eso es simplemente una causal para la Fiscalía que tiene que actuar dentro de la Función judicial, y donde la Asamblea Nacional tiene que dar paso al Juicio Político”, detalla Gómez.

“Con la ministra de Gobierno les hemos presentado una batería de causales y todos aquellos que la blindaron son cómplices políticos, responsables políticos por las consecuencias de corrupción que han terminado siendo pagadas con la vida de la gente y con empleos”.

“Esa ministra de Gobierno debió salir en junio del año pasado cuando fue presentado el juicio político y no la hubiésemos tenido a esa administración cuando pasó lo de octubre”, donde otra vez le plantearon un juicio más con tres causales: bombas lacrimógenas caducadas, gaseo en lugares de acogida” y la muerte de manifestantes.

“El nuevo juicio político que se viene tiene que ver con la autorización de tener espectáculos públicos, permite que se reúnan 19.000 o 20.000 personas, en el estadio y luego de eso explota la pandemia (…) en Guayaquil, (…) estamos hablando de personas que con sus decisiones han tenido la consecuencia de que han muerto ecuatorianos, que no puede ser perdonado políticamente”, puntualiza.