Añez compró departamento a más de USD 100.000 mientras Bolivia tenía los primeros brotes de covid-19

Foto referencial El Universo

Y pedía a su pueblo “ayuno y fe”, augurando la llegada de “días tristes para el país” por el coronavirus.

Punto Noticias.- La compra del departamento genera incógnitas, entre la capacidad adquisitiva de la Mandataria y un crédito logrado en el complicado sistema bancario boliviano.

Durante la confirmación de los primeros casos de covid-19 en Bolivia, la presidenta de facto, Jeanine Áñez, compraba un lujoso departamento en su ciudad natal, Trinidad, en el departamento del Beni, valorado en más de USD 100.00.

Así lo ratificó el mismo Gobierno, tras la filtración de la información con planos, minuta de compra venta y fotografías de la propiedad, en redes sociales y publicadas en pocos medios de comunicación locales.

Por un lado, la compra del departamento en un exclusivo condominio, por otro lado, Añez al unísono emitía sendos comunicados en cadenas de televisión, donde pedía a los bolivianos “ayuno y fe”, augurando la llegada de “días tristes para el país”, a causa del ingreso del coronavirus.

La compra del inmueble fue realizada el pasado 9 de marzo de 2020, según el documento de compra venta, es una propiedad ubicada en el edificio Solaris de la urbanización “Los Tocos”, en el primero piso, departamento 1-B.

Según los planos, tiene una suite con vestidor privado, dos dormitorios, tres baños, living, comedor y sala de estar, en un área de 145 metros cuadrados, que incluye un garaje de USD 4 mil, ubicado en la residencial avenida Esteban Ribera.

Ante ello, la mandataria de facto recibió fuertes críticas por su postura ambivalente, frente a la agresiva pandemia del covid-19 que vive Bolivia, ya que ella pide a los bolivianos ajustarse los cinturones, mientras Añez amplía su patrimonio de manera dudosa, porque las cifras de ésta compra no guardan coherencia con la Declaración Jurada de Bienes y Rentas que todas las autoridades están obligadas a presentar en Bolivia antes de asumir un cargo público, donde la mandataria sólo había declarado 133 mil bolivianos, es decir, menos de 20 mil dólares.

Frente a la avalancha se evidencias, la ministra de Comunicación, Isabel Fernández, aclara la situación mediante una carta emitida por el Banco Nacional de Bolivia (BNB), Áñez accede a un crédito para esta compra, lo que provoca más dudas, por la forma de acceder al crédito donde las reglas de los bancos bolivianos para los beneficios, obliga al usuario tener antigüedad en el cargo, un ciudadano de a pie debe tener siquiera un año de antigüedad en el puesto de trabajo, ella no tiene ni cuatro meses en el mismo.

Además, en Bolivia un ciudadano espera meses para acceder a un crédito incluso de menor monto, pero según la versión del banco, Áñez solo esperó horas para lograrlo, lo confirma un documento que indica el inicio del trámite, el 09 de marzo de este año, día en que se firmó la adquisición del departamento.

Fuente: Telesur