Andrés Arauz pidió durante el debate presidencial cuidar los votos el próximo 07 de febrero

El candidato de UNES desvirtuó las acusaciones de sus adversarios y detalló sus propuestas en el segundo día de debate del CNE.

PUNTO NOTICIAS

El segundo día de debate presidencial organizado por el Consejo Nacional Electoral se tornó acalorado por los constantes ataques al candidato de la Unión por la Esperanza (UNES), Andrés Arauz.

El que más se empeñó en arremeter contra Arauz fue Juan Fernando Velasco, candidato del Movimiento Construye y exministro de Cultura del presidente Lenin Moreno, quien lo acusó de una supuesta irregularidad en un contrato para el Festival de las Artes Vivas de Loja.

Para desvirtuar la denuncia, el candidato de UNES mostró un certificado de la Contraloría General del Estado con el que se demuestra que no existió ninguna irregularidad administrativa, civil, ni penal.

“Si hubiera habido algo irregular ya me hubieran sancionado en el marco de la persecución que vivimos”, señaló Arauz, quien además aclaró que las cifras expuestas por Velasco no son correctas porque el contrato fue por dos años. Por el contrario, reveló que en la gestión de Velasco se intentó entregar a una ferretería el contrato para el festival de Loja.

Ante la insistencia de Velasco, Arauz le emplazó para que presente una denuncia ante las autoridades competentes. “Si tú tienes alguna preocupación sobre ese contrato, mete la denuncia pues”, expresó, y le recordó que fue ministro de este gobierno y que «su jefa es María Paula Romo, y el jefe de su jefa es el señor Moreno y también el señor Lasso».

Yaku Pérez, de Pachakutik, fue otro de los candidatos que utilizó parte de su tiempo para cuestionar a Andrés Arauz. En una de sus intervenciones criticó el manejo económico del gobierno del expresidente Rafael Correa y señaló que en lugar de entregar dinero a las familias, sería mejor devolver el dinero de la supuesta corrupción.

Ante esto Arauz respondió: “Señor Pérez por favor no sea ridículo, por qué se pone a citar las leyes que usted no maneja, las finanzas públicas son mi especialidad, por favor ecuatorianos no voten por un meme”.

Además, exhibió una comunicación del Banco Interamericano de Desarrollo, de abril de 2020, en el que se desmienten las cifras de corrupción del gobierno pasado.  A su criterio, se han expuesto y repetido cifras absurdas y falsas para intentar engañar a la población.

Recordó que la verdadera corrupción se ha dado en el gobierno de Moreno con el reparto de hospitales, los carnés de discapacidad falsos, los abusos cometidos por los bancos y el prepago de la deuda externa por $ 2.000 millones, en medio de la pandemia.

Asimismo, repudió que se hayan aprovechado de la crisis sanitaria para aprobar la Ley Humanitaria, con la compra de votos, la que fue utilizada para despedir a miles de trabajadores sin el pago de liquidación y para reducir salarios.

Según Arauz, se robaron todo, hasta la lista 35, por lo que UNES participa ahora con la lista 1. Por eso, llamó a la población a estar atentos para evitar que se roben los votos el próximo 07 de febrero. “Ahora evitemos que nos roben los votos, cuidemos los votos para preservar tus derechos y darte buen vivir”.

En cuanto a las propuestas, anunció que, en caso de llegar a la presidencia, se implementará un sistema de información abierto al que tendrá acceso la ciudadanía sobre todas las contrataciones y la gestión gubernamental.

“Con la política de datos abiertos todo gasto público, toda compra, toda decisión de la administración pública y de la función judicial estará disponible para que los ciudadanos, los estudiantes, los universitarios, los gremios y los periodistas puedan acceder a esa información y poder detectar la corrupción oportunamente”.

Respecto a las vacunas contra la Covid-19, explicó que adelantó gestiones con el presidente de Argentina, Alberto Fernández, quien comprometió 4,4 millones de dosis producidas por Reino Unido, conjuntamente con México y Argentina.

Lamentó que se haya desintegrado la Unasur, organismo que habría podido gestionar de manera regional la dotación de vacunas, similar a lo realizado por la Unión Africana, que consiguió reservar 200 millones de dosis.