Andrés Arauz: “Con el FMI no vamos a cumplir las condiciones draconianas que afectan a las familias ecuatorianas”

Foto EFE

Ecuador pactó el año pasado un desembolso crediticio con el FMI que asciende a USD 6.500 millones durante 27 meses, un préstamo que exige hacer ajustes en el aparato estatal.

Punto Noticias.- Andrés Arauz afirmó que si vence en las elecciones del próximo 7 de febrero en Ecuador, no cumplirá las condiciones pactadas en 2020 con el FMI para el desembolso de miles de millones de dólares, a las califica de “draconianas”.

 

Ecuador pactó el año pasado un desembolso crediticio con el FMI que asciende a USD 6.500 millones durante 27 meses, un préstamo que exige hacer ajustes en el aparato estatal.

La derecha lo considera delfín del expresidente Rafael Correa (2007-2017), Arauz cumplirá 36 años un día antes de los comicios y ya desempeñó varios cargos en la Administración pública bajo su mentor político.

Arauz es licenciado en Economía por la Universidad de Michigan (EE.UU.), tiene una maestría en Economía del Desarrollo en FLACSO-Ecuador y es doctor en Economía Financiera por la UNAM.

El candidato de la Unión por la Esperanza se perfila entre los favoritos para pasar a una segunda vuelta, dicen ciertas encuestas. En declaraciones con Efe dio sus principales propuestas electorales.

Frente a los organismos multilaterales donde el actual régimen de Lenín Moreno adquirió compromisos a mediano y largo plazo, el economista Arauz plantea que “con organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI), nosotros no vamos a cumplir las condiciones previamente pactadas con el Gobierno de Moreno porque la gran mayoría de los recursos ya fueron desembolsados en los primeros meses, sin embargo, las condiciones más fuertes quedan para el siguiente Gobierno, eso no está acorde con nuestras prioridades” señala.

El presidenciable afirma que “las condiciones que se nos exigen son absolutamente draconianas y afectan al bolsillo de las familias ecuatorianas y la posibilidad de lograr un programa de recuperación y crecimiento económico más acelerado, que es lo que necesita nuestro país”.

Las condiciones draconianas son “el aumento del IVA, a la legislación que busca la privatización del Banco Central, a la política de seguir recortando el gasto público y el despido de servidores públicos, privatizaciones y concesiones del patrimonio estatal ecuatoriano, que, como toda la evidencia científica muestra, no contribuye ni al desarrollo, ni al crecimiento, ni siquiera a la propia sostenibilidad de las finanzas públicas”.

Para salir de la crisis, el Gobierno progresista plantea que “la economía ecuatoriana necesita urgentemente una transformación y diversificación de su aparato productivo para poder lograr sostenibilidad tanto a nivel de divisas como de encadenamientos productivos en la economía doméstica. ¿A qué le vamos a apostar? A la industrialización, al agro y al desarrollo endógeno, a aumentar las capacidades internas y a la fuerza del mercado interno”.

A nivel internacional el candidato Arauz cree “en los procesos de integración regional, fundamentalmente latinoamericanos. Así que participaremos en todos los espacios de integración en donde haya objetivos de democracia, de desarrollo, de paz en el continente”, asevera.

“Estaremos ahí, en esos espacios y algo muy importante es retomar la Unasur, es realmente imperdonable que Lenín Moreno haya renunciado a que Quito sea la capital de Suramérica. Impulsaremos la reincorporación del Ecuador a la Unión de Naciones Sudamericanas”.

Respecto al pacto del Gobierno de Moreno con EE.UU., señala que “es efectivamente una intención de que en el futuro se pueda lograr un acuerdo. No hay relativamente ningún avance respecto a eso, ni siquiera se han comenzado a negociar las distintas mesas de lo que implica un tratado comercial. Pero nosotros vamos a evaluar lo que se ha avanzado hasta la fecha y determinar en dónde podemos avanzar, sobre todo para promover las exportaciones ecuatorianas, pero siempre cuidando a los productores nacionales”.

“No nos cerramos, de ninguna manera. Los acuerdos relativos al acceso a la tecnología, al conocimiento, al desarrollo e innovación. Un elemento muy importante será la preservación y garantía de los derechos de los migrantes ecuatorianos que viven en ese país».

“Con la administración de Biden tendremos muy buenas relaciones, yo tengo personalmente muchos amigos que forman parte del equipo de transición y eso creo que nos va a dar un respiro a América Latina, luego de tanto acoso que hemos tenido en los últimos años”, revela el candidato.

Para Arauz es prioritario ayudar a las familias empobrecidas con 1.000 dólares, “Ecuador dará una ayuda de emergencia significativa en la primera semana de nuestro Gobierno: Se trata de 1.000 dólares para un millón de familias la primera semana de nuestro Gobierno. Actualmente el Estado mantiene activos externos en Suiza por 8.080 millones de dólares. Una parte de esos recursos serán repatriados al país. El mecanismo concreto será que el Banco Central del Ecuador adquirirá obligaciones del Estado y el Ministerio de Finanzas transferirá a las familias”.

Si Andrés Arauz gana tendría Correa en un eventual papel en el gobierno, explica el candidato, “aspiramos a que Rafael Correa sea uno de mis principales asesores en la función de Gobierno dada su experiencia en haber transformado el Ecuador en el despliegue de infraestructura, gestión, ordenamiento del servicio público en una administración pública eficiente”. Él ha manifestado que quiere mantenerse en Bélgica, pero ya veremos si puede volver a su patria lo más pronto posible”.

Para Arauz la relación con el sector indígena será reconstruida, indica “Vamos a reconstruir ese lazo del sujeto histórico que es el pueblo ecuatoriano y que incluye a los pueblos y nacionalidades indígenas del Ecuador. Hemos visto un divorcio entre la CONAIE, instancia directiva de las nacionalidades indígenas de Ecuador, y Pachakutik que es el movimiento político, expresado en la candidatura de Yaku Pérez”.

Arauz habría afirmado que ese candidato, encarcelado bajo el correísmo, no representa al colectivo indígena.

Fuente: EFE