Amauri Chamorro: ‘No existe el progresismo ecuatoriano sin Rafael Correa’

No existe el progresismo ecuatoriano ni latinoamericano sin Rafael Correa, hay un vínculo de alguien que prometió y lo cumplió.

Punto Noticias.- Según el comunicador social y analista político, Amauri Chamoro, lo que sucedió en Bolivia es un golpe a la derecha continental que no cumplió con lo ofrecido y destruyó su aparato productivo. Según manifestó, hoy la recuperación del poder del Movimiento Al Socialismo es el resultado de la recomposición social, del sector obrero, campesino e indígena. En Ecuador el gran reto es para Andrés Arauz que es una imagen nueva sin desgaste político.

 

En exclusiva para Pichincha Universal, en el programa «El Otro Relato», Amauri Chamorro señaló que la llegada de la derecha latinoamericana a las presidencias y a las asambleas no fue por una vía natural democrática.

“No hay una natural transición del pensamiento político, sino que se forzaron. Muchos de los exmandatarios del progresismo sufrieron persecución política, o tenían una matriz informativa que llevaba a una opinión negativa, tales como Rafael Correa, Dilma Rousseff, Evo Morales, entre otros”.

Lo que pasó en Bolivia le pasará factura a la derecha continental, porque llega al poder y no cumple. Con Macri se favoreció al sistema financiero y se destrozó el sector productivo. La sociedad siente el desempleo, las necesidades y con un agotamiento del covid-19, donde no hubo hospitales y la suficiente ayuda.

“En el caso de Bolivia, no podemos decir que el presidente Evo Morales venía con un desgaste(…). Yo diría que el principal componente del resultado de Bolivia fue porque consiguieron recomponer las fuerzas populares que llevaron al exmandatario a la presidencia”.

Chamorro señala que el gran sector obrero organizado junto con las organizaciones sociales dio el fruto del regreso al poder del Movimiento Al Socialismo MAS.

“Será un trabajo de hormiga, de reconstruir, de limar asperezas y diferencias entre los distintos sectores sociales de Bolivia; que inclusive algunas de esas organizaciones apoyaron el golpe de Estado”, lo cual fue una operación “sabemos de qué embajada”, recalca el experto.

Volver a recomponer las fuerzas sociales te permite crear una musculatura, llegar a los sectores sociales medios y urbanos que se replegaron. Pero al estar todo este año el pueblo en las calles permite recomponer las fuerzas políticas para la contienda electoral, insiste.

Para Chamorro “no existe el progresismo ecuatoriano sin Rafael Correa. La gente recuerda mucho al expresidente. Hay que salir de nuestra burbuja clase media, media alta; si uno va a los sectores populares, la gente llora al hablar del presidente Correa”.

El hecho de construir la posibilidad de un futuro mejor, que “el gobierno (de Moreno) al traicionar arrasa con todo. No existe el progresismo ecuatoriano ni latinoamericano sin Rafael Correa”. Hay un vínculo de alguien que prometió y lo cumplió.

“La fortaleza de Andrés Arauz es su debilidad, porque no tiene el desgaste de la imagen de la masacre que han sufrido todos los líderes de la Revolución Ciudadana. Todos han sido atacados, presos, porque han querido desgastar sus imágenes”, el esfuerzo que viene es hacerlo conocer, resalta Chamorro.