Alterar los plazos del calendario electoral afectará los tiempos de la justicia electoral, sostiene el titular del TCE

Imagen referencial

Además, se afectaría a los candidatos en el desarrollo de sus campañas electorales.

Punto Noticias. Alterar los plazos de inscripción de organizaciones políticas, la democracia interna, la inscripción de candidaturas, los escrutinios de primera vuelta del binomio presidencial, y los de segunda vuelta, forzará a estirar los tiempos de resolución y afectará, de manera negativa, los tiempos de la justicia electoral.

Así lo advierte el presidente del Tribunal Contencioso Electoral (TCE), Arturo Cabrera, quien justifica la decisión del organismo de no permitir la modificación del calendario electoral, que propugnan la mayoría de dirigentes políticos y algunos vocales del Consejo Nacional Electoral.

El pasado 18 de junio, el CNE abrió la posibilidad de correr el día de las votaciones del 7 al 21 de febrero del 2021, sin interferir en los plazos y términos del TCE, según señaló Diana Atamaint.

A criterio del presidente del TCE, La propuesta, en su esencia, significa cambiar las fechas para la interposición y sustanciación de recursos ante el Tribunal para la Democracia Interna, de 35 a 20 días.

El 16 de junio, Cabrera ya rechazó la intención en una reunión virtual con el CNE y unos 19 delegados de movimientos y partidos nacionales, quienes pidieron extender estos plazos, asegurando que la paralización de actividades por la pandemia del COVID-19 les impedía prepararse.

El juez electoral alertó que resolver los recursos después de las democracias internas requiere al menos de 31 días y la inscripción de candidatos de 73. Hay 96 grupos, entre nacionales y provinciales, que están habilitados para participar con candidatos, hasta el momento.

Está previsto que se realicen 792 procesos de democracia interna, por lo que el CNE deberá resolver sobre ese número de informes.

La autoridad electoral insiste en que los cambios reducirían los plazos de 73 a 62 días para resolver recursos, tomando en cuenta que los pronósticos avizoran la inscripción de unos 6.000 candidatos entre binomios presidenciales, asambleístas nacionales, provinciales y parlamentarios andinos.

Advirtió que la falla en los cálculos provocaría que se repitan afectaciones a los candidatos en el desarrollo de sus propias campañas electorales, como ocurrió en los comicios seccionales y de los vocales del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, de 2019.

Cuestionó que no se considere el reconteo de votos, que toma 12 días en ejecutarse, y esa actividad suspende los términos.

Otra «falla» es que no se observó que, para la segunda vuelta, se disminuyen cuatro días de la campaña electoral.

Cabrera espera tener resultados definitivos, para presidente de la República el 17 de mayo del 2021, y que puedan posesionarse el 24 de mayo. En el caso de asambleístas y parlamentarios, la entrega de credenciales está prevista entre el 18 y 21 de abril, y su posesión el 14 de mayo.

«Alterar el calendario es un verdadero problema. A las organizaciones les solicito que asuman sus responsabilidades y organicen sus democracias internas en los 55 días que tienen (desde el 16 de junio)», manifestó.

Recordó que hay candidatos que, frente a las dudas en los resultados, exigen verificación de urnas, piden aclaración y ampliación de la aclaración y ampliación, y ejemplificó que un recurso presentado en una hoja puede llegar a convertirse en 66 cuerpos de 6.600 hojas.

Cabrera señaló que, si quieren cambiar las fechas, que digan a sus adherentes o afiliados que no presenten recursos o que las organizaciones políticas resuelvan en un día sus problemas internos y no en siete.

El Pleno del CNE todavía no responde al TC, mientras que las organizaciones políticas deberán empezar a ejecutar sus procesos internos, cumpliendo lo que establece el Código de la Democracia, en su artículo 84, que en todos los procesos de elección deberán coordinar con el Tribunal el cronograma que será aplicado.

Fuente: El Universo.