Alcalde de Rumiñahui respalda la propuesta de decretar ley seca y ampliar el horario del toque de queda

Imagen: Pichincha Comunicaciones

Estas medidas evitarán que crezcan los contagios con coronavirus, sostiene.

Punto Noticias. Los alcaldes de seis cantones de Pichincha están de acuerdo con que se decrete ley seca y se amplíe el horario del toque de queda, de 18h00 a 05h00, para evitar más contagios y cuidar a la población.

En una carta dirigida al COE Nacional, y a las principales autoridades del Ejecutivo, insisten en que debe decretarse ley seca, debido a que el consumo de licor coadyuva al irrespeto de las normas de bioseguridad establecidas para evitar el contagio, tales como el uso de mascarillas y el mantenimiento de la distancia física entre las personas, a más de generar aglomeraciones.

Alertan que además en varios cantones de la provincia, durante estos días, se celebran el Inti Raymi y las fiestas de San Pedro, que, sin un control del consumo de alcohol, pueden generar nuevos focos de contagio.

Adelantar el inicio del toque de queda a las 18h00 evitará reuniones sociales innecesarias para evitar el contagio y dar un mensaje claro a la ciudadanía de que aún estamos en riesgo, señalan en su carta la Prefecta, Paola Pabón, y los alcaldes de Mejía, Rumiñahui, Cayambe, Pedro Moncayo, Pedro Vicente Maldonado y Los Bancos.

La primera autoridad de Rumiñahui, Wilfrido Carrera, señala que, si bien un gran porcentaje de la población ha acatado las medidas para prevenir las infecciones con el virus, existe un grupo reducido que no respeta las normas y pone en riesgo a toda la población.

Le preocupa que, especialmente, los viernes y fines de semana aparecen grupos en los barrios que se dedican a organizar fiestas y a tomar bebidas alcohólicas, situación que la calificó de grave.

“La verdadera batalla contra la pandemia no está en los hospitales ni en las clínicas, está en las calles y en la actitud de los ciudadanos frente al coronavirus”, reflexionó el alcalde Carrera.

Considera que se debe concientizar a la gente para evitar que crezca el número de infectados y se saturen los hospitales.

A criterio de Carrera, hay varias causas por las que la ciudadanía ha salido a las calles, en los cantones de la provincia, entre ellas la desesperación por trabajar para producir, se le perdió el miedo a la pandemia, la falta de conciencia sobre los riesgo de la enfermedad.

“Existen estos grupos de personas que no acatan las medidas y por ellos vamos a pagar las consecuencias todos”, sentenció.

https://www.youtube.com/watch?v=DwqQr_fvKuM