Alberto Fernández reivindica papel de las mujeres en Argentina

Buenos Aires, 25 sep (Prensa Latina) El presidente argentino, Alberto Fernández, llamó hoy a combatir con prevención y justicia la desigualdad que la sociedad impone en materia de violencia de género y erradicar este flagelo para siempre.

‘Volvimos para ponernos en el lugar de la mujer’, sostuvo el mandatario al anunciar la puesta en marcha en cuatro provincias del programa Acompañar, como parte del Plan Nacional de Acción contra las Violencias por Motivos de Género 2020-2022.

Durante su intervención por videoconferencia desde la Residencia de Olivos, Fernández abogó por hacer de Argentina una sociedad más justa que, dijo, sólo se construye si todos los días inyectamos igualdad y si nos obligamos a dar derechos a los que hoy no los tienen.

El Jefe de Estado reivindicó la lucha social que en los últimos años las argentinas ha encabezado en demanda de sus derechos y lamentó que todavía haya dificultades para que en el país se entienda que cualquiera persona, da igual su condición de género, tiene los mismo derechos.

Estamos en el siglo XXI y no podemos hacernos los distraídos frente a la desigualdad que la sociedad impone en violencia de género, que se manifiesta en gestos de humillación, violencia. La solución tiene dos carriles, la prevención y la justicia, dijo tras señalar que una mujer que es violentada necesita reconstruir un espacio para volver a vivir.

Asimismo señaló que si se educa, previene y se amplóa la Ley Micaela (dedicada a la capacitación obligatoria en violencia de género para todos los funcionarios públicos) habrá una prevención enorme para que la violencia de este tipo desaparezca.

Durante el encuentro, con la presencia de la ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, se puso en marcha el programa en las provincias de Chaco, Santa Fe, Buenos Aires y Río Negro.

El programa está destinado a aquellas mujeres y de la comunidad LGBTI que se encuentran en riesgo en contextos de violencia por motivos de género a través de una apoyo económico por un término de seis meses y acompañamiento integral.

tgj/may