Adolfo Pérez Esquivel aboga por solidaridad con Venezuela

Bruselas, 19 nov (Prensa Latina) El premio Nobel de la Paz de 1980, el activista argentino Adolfo Pérez Esquivel, llamó hoy a la solidaridad mundial con Venezuela frente a las agresiones de Estados Unidos y el silencio de potencias europeas.

Al intervenir en un foro en línea convocado por la Red Europea de Solidaridad con Venezuela y la Campaña contra las Sanciones, el defensor de los derechos humanos rechazó el bloqueo impuesto por Washington al país sudamericano y su impacto en los sectores más vulnerables, como los niños y los ancianos

Pérez Esquivel cuestionó en particular que la cruzada antivenezolana utilice el pretexto de alegadas violaciones de los derechos humanos, difundidas por los grandes medios de comunicación.

El principal violador de los derechos humanos es Estados Unidos y lo hace de una forma feroz, lo cual vemos con los más de 50 años de bloqueo a Cuba y ahora con su bloqueo a Venezuela, subrayó en el evento en línea en la red social YouTube.

De acuerdo con el artista, la hostilidad de la Casa Blanca debe analizarse desde sus ambiciones y su empeño en no renunciar a la hegemonía continental, ni a su consideración de América Latina como patio trasero para la apropiación de recursos y la recolonización.

Todo esto con el silencio de países que se dicen democráticos, en particular los europeos, comentó.

El premio Nobel de la Paz insistió en que la solidaridad y la unidad latinoamericana resultan fundamentales ante las agresiones contra Venezuela, que resiste y defiende su soberanía y el derecho de su pueblo a escoger su destino.

Ojalá los dirigentes europeos escuchen este mensaje, expuso Pérez Esquivel, quien preguntó a la Unión Europea si ‘mandará o no observadores’ a las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre en la nación sudamericana.

‘¿Qué pasa?, ¿A qué esperan, a una agresión?’, demandó.

Para el activista de derechos humanos, la humanidad no necesita tanta hostilidad y sí que se trabaje para restablecer el equilibrio entre el ser humano y la madre tierra y para construir la democracia.

car/wmr