A mí no me representa la UNP

Por Diana Dávila 

El sábado 2 de mayo del 2020, circuló en redes sociales un comunicado de la Unión Nacional de Periodistas (UNP) que hacía pública su indignación por una entrevista que tuvo el presentador de CNN, Fernando del Rincón, con el secretario de Gabinete, Juan Sebastián Roldán; me sorprendió tal pronunciamiento pues el gremio que dice acoger a los profesionales de la comunicación, por primera vez alzó su voz enérgica, pero no para defendernos.

Soy una periodista de a pie, con más de diez años de ejercicio profesional, afortunadamente, en mi carrera, no me he encontrado jefes que me digan que publicar y que no hacerlo; y en el corto camino andado tengo en mi mente la frase de uno de ellos diciendo “usted no se debe al Gobierno de turno, usted se debe a la profesión que escogió y por obligación debe mostrar a la ciudadanía las dos caras de la moneda, y que ellos saquen sus conclusiones”.

Entre ruedas de prensa, buscar respuestas, testimonios o denuncias he encontrado a grandes seres humanos ejerciendo el periodismo, quienes en su mayoría coinciden conmigo al decir que la UNP es un ente político y hoy así lo revela.

Pongo a consideración este preámbulo porque lamentablemente desde tiempos memorables al periodista que piensa distinto o cuestiona, se lo llama opositor, pelucón, correísta, corrupto, entre otros, eso no cambia hasta hoy y no culpó al Gobierno de turno, sino a nuestros propios colegas quienes por antigüedad creen tener el derecho de poner calificativos a quienes no se apegan a “sus verdades”.

Así que, solo para aclarar, no señores, no soy correísta, morenista, pelucona, opositora, rebelde, marxista… ah! Y tampoco el novedoso calificativo que escuche en octubre de 2019 de decir “mariategui” por publicar la violencia con la que se atacaba a la gente durante las protestas.

La  UNP, claustro de los monarcas del periodismo, que salen en un momento inesperado con una carta a medio pelo para EXHORTAR garantías por los colegas despedidos y otra para PROTESTAR por una entrevista en un medio extranjero, NO ME REPRESENTA, ni representa a la mayoría de profesionales que en los chats nos indignamos al ver esto, un simple EXHORTO para defendernos y una PROTESTA sobre una entrevista; y si esa es su forma ¿por qué no protestaron también por las palabras de la señora Janeth Hinostroza? que en televisión nacional se dirigió a la población por quejarse del sistema de salud pública, del coronavirus, por el desempleo e incluso tuvo la capacidad de cuestionar a un ciudadano que había ido con un familiar en el balde de una camioneta para que lo atiendan en un hospital. ¿Por qué ahí no dijeron nada?

Y no es que después se disculpó y aquí no pasa nada, no señores, no se equivoquen la gente no olvida y unas disculpas no es suficiente cuando se usa un medio de comunicación para ofender.

Valga aclarar, para aquellos que les gusta tergiversar, que no salgo a defender a la cadena CNN o al señor Del Rincón, escribo porque me indigna que en chats se diga que sus pronunciamientos para defendernos no son enérgicos debido a que no nos agremiamos, no hay aportaciones y etc, es gracioso que aún no tengan idea del por qué los periodistas no nos enfilamos a “su gremio”.

¿Señores tienen conocimiento de cuántos periodistas han sido despedidos? ¿Tienen una ligera idea de a cuántos no están pagando? O tal vez conocen qué medios de comunicación descuentan mensualmente el IESS a sus trabajadores pero no pagan dicha obligación por lo que no pueden acceder a quirografarios o atención en salud? Si tan solo se preocuparan por lo que realmente importa SIN NADA A CAMBIO tal vez nosotros mismos los busquemos para luchar juntos por la libertad de expresión que dicen defender.

Les invito a repensarse, a transformarse y si es necesario a renovarse por completo, porque caso contrario morirán en la historia como el ente QUE NO REPRESENTA A NADIE.