lunes, abril 19, 2021
lunes, abril 19, 2021
Inicio DESTACADOS A 22 años del congelamiento de depósitos y salvataje bancario: el atraco...

A 22 años del congelamiento de depósitos y salvataje bancario: el atraco del siglo

- Advertisement -

1999 fue el año de la mayor crisis financiera y social en Ecuador.

Punto Noticias. La crisis financiera se originó en el gobierno de Sixto Durán Ballén y Alberto Dahik, los promotores del neoliberalismo en Ecuador.

En 1994 crearon la Ley de Instituciones Financieras, que liberalizó las tasas de interés y permitió la libre circulación de capitales y el aumento de los créditos vinculados, que proliferaron sin control.

Esta situación generó especulación, fuga de capitales y quiebra de bancos. Las políticas del entonces presidente de la República, Jamil Mahuad, agudizaron aún más la crisis.

En 1998, el poder financiero se volvió evidente. Banqueros como Fernando Aspiazu financiaron la campaña de Mahuad y otros formaron parte de su gabinete. Se establecieron políticas de “salvataje bancario” que permitieron la entrega de créditos millonarios a la banca, a través de instituciones públicas.

En el Congreso Nacional, la famosa “aplanadora”, conformada por el Partido Social Cristiano y la Democracia Popular, creó leyes e instituciones, como la Agencia de Garantía de Depósitos (AGD), para que el Estado se haga cargo de las deudas de la banca privada.

El 8 de marzo de 1999, se declaró un “feriado bancario” de 24 horas, que finalmente duró 5 días. Todas las operaciones financieras estaban suspendidas. Mientras tanto, Mahuad decretó un “congelamiento de depósitos” por 1 año, de las cuentas de más de 2 millones de sucres.

Ese día los bancos del Ecuador no atendieron a sus clientes. El Superintendente de Bancos y Seguros, Jorge Egas Peña, anunció, en forma imprevista, minutos antes de las nueve de la mañana, que las entidades financieras no abrirían sus puertas.

Aun así, los bancos “quebraron” y el Estado asumió los costos, transmitiéndolos a la población, a través de diversos mecanismos, entre ellos, la reducción del gasto social y la elevación del costo de los servicios.

Las consecuencias fueron terribles: inflación, devaluación, recesión, quiebra de empresas, desempleo, mayor pobreza e indigencia, muertes, suicidios y la mayor ola migratoria de la historia del país.

Las pérdidas económicas ascendieron a 8.000 millones de dólares y las pérdidas sociales fueron mayores. Perdimos hasta la moneda, pues en enero de 2000 adoptamos la dolarización, a una paridad de 25.000 sucres por dólar, cuando era de 4.000, en ese momento; por lo cual, quienes tenían ahorros “congelados” en sucres, recuperaron sólo una quinta parte.

La inestabilidad económica dio origen al mayor éxodo migratorio en la historia del Ecuador. La ola migratoria se concentró principalmente en el noreste de Estados Unidos, al igual que en España e Italia. Algunas diásporas y comunidades ecuatorianas nacieron en algunas ciudades del mundo como consecuencia de la crisis migratoria, encontrándose las principales en Nueva York, Madrid y Milán.

han pasado 22 años y aún no se ha recuperado todo el dinero que el Estado entregó a los banqueros que quebraron, ni se ha sancionado a los responsables de lo que se conoció como “el mayor atraco en la historia del país”.

Fuente: Portal Tras las huellas de un atraco; ECUADOR: LA ECONOMÍA POLÍTICA DEL FERIADO BANCARIO, Julio Oles Montalvo; Wikipedia.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ÚLTIMAS NOTICIAS

DEPORTES