101 casos de intoxicación por amonio cuaternario e hipoclorito de sodio

Foto: Intoxicados desinfectantes/Referencial

De 2 casos, registrados en 2019, pasó a se incrementaron a 48 en el 2020

Punto Noticias. Entre el 11 de marzo al 12 de julio de 2020, Judith Venegas, responsable del Centro de Información y Asesoramiento Toxicológico (CIATOX) en el ECU 911 de Quito, señaló que, tras la declaración de la pandemia por COVID-19, se registraron 101 reportes de intoxicación por amonio cuaternario e hipoclorito de sodio, conocido comúnmente como cloro.

 

El amonio cuaternario es uno de los productos que han sonado más durante la pandemia para la desinfección de superficies. El cloro también ha sido utilizado con mayor frecuencia para la limpieza en el contexto de la pandemia del COVID-19.

La especialista señala que hubo un incremento significativo de los casos de intoxicación generada por el uso incorrecto de productos de desinfección con respecto al mismo periodo del año anterior.

Las intoxicaciones provocadas por amonio cuaternario se incrementaron de 2 casos en el 2019 a 48 en el 2020.

Del total de intoxicados, 46 son pacientes con sintomatología leve, mientras que 2 presentaron síntomas moderados, recuperándose sin presentar secuelas. Mientras que 53 pacientes intoxicados con hipoclorito de sodio desarrollaron sintomatología leve o moderada y se recuperaron sin presentar complicaciones en su salud. Pichincha reporta 12 casos de intoxicados por amonio cuaternario y 13 por hipoclorito de sodio.

Los especialistas advierten que, con el objetivo de realizar un proceso de higiene más prolijo en algunos hogares, combinan erróneamente diferentes componentes para desinfección. Una de las mezclas que es comúnmente errónea, según la Organización Mundial de la Salud, es la combinación de hipoclorito de sodio y amoníaco porque genera cloramina, que al inhalarlo produce daños respiratorios y quemaduras en la garganta.